Entendiendo a la ansiedad.

En más de alguna ocasión hemos sentido que al estar frente a una multitud nos ponemos tensos, o que nos gana ese sentimiento causante de nervios y que nos imposibilita formular una frase completa siquiera de la manera correcta. Incluso, caminar en un callejón en total soledad puede llegar a provocar en ciertas personas la sensación de sentirse perseguido, aun cuando no haya nadie más alrededor.


Lo que se experimenta de manera física de manera general comprende desde la boca seca, la sudoración, los temblores hasta la taquicardia. Por el lado cognitivo, la persona comienza a tener una serie de ideas o pensamientos amenazantes, atacándose o dirigiendo insultos hacia sí misma.

.

 


Entendiendo un poco mejor el concepto, el sentimiento de ansiedad es la respuesta natural que el cuerpo tiene al sentirse frente a una posible amenaza y que en determinados casos, es el responsable de efectuar una acción de escape y salvaguarda. Además, sumando los tiempos tan acelerados de la vida actual, es fácil comprender la razón de por qué las personas desarrollan trastornos de ansiedad.


El rasgo principal de la ansiedad es que es una respuesta que se produce como consecuencia de la percepción de una amenaza futura. Es decir, la persona considera que algo terrible puede pasar o está a punto de pasar, que existe una amenaza que puede causarle un daño físico o emocional.


Así pues, en los trastornos de ansiedad no existe un peligro real, sino una interpretación exagerada o errónea de una situación determinada y del peligro que plantea. Por lo visto y de manera más resumida, la principal causa de los problemas de ansiedad está en la forma de pensar de la persona ansiosa y, por tanto, es el pensamiento el que debe ser modificado para superar el problema.

Vía: About 

Agregar comentario


Security code
Refrescar

Nuestras Sucursales

  • 1