La inteligencia frente al estrés.

Estudios recientes han demostrado que las personas que son capaces de resistir un mayor nivel de estrés, pueden mantener una condición cognitiva estable y esto evita la aparición de enfermedades mentales como el alzheimer o demencia senil. Este proceso ayuda a que el desgaste y envejecimiento de las neuronas del sistema nervioso sean de menor nivel.


Los estudios efectuados por especialistas en genética también demostraron que tras la evaluación de muestras de cerebros de personas fallecidas que en vida se habían sometido a examinaciones neuropsiquiátricas, la presencia de una proteína llamada REST juega un papel determinante al momento de utilizarse como medicamento en contra de las enfermedades neurodegenerativas.

.

 


La función de esa proteína es anular a los genes que provocan la muerte de las células por envejecimiento y el consiguiente desarrollo de alzheimer así como inducir la resistencia del cerebro al estrés, por lo que las personas que no la tienen son más propensas a desarrollar esas enfermedades.


Los niveles de la proteína REST en el cerebro permiten explicar, según el estudio, por qué algunas personas mayores tienen sus funciones cognitivas intactas,
mientras en otras esas funciones se reducen y desarrollan demencia, enfermedad que afecta a más de 35 millones de personas en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).


Esta investigación puede ser útil para desarrollar nuevos tratamientos contra la demencia, un mal que cada vez afecta a más personas debido al aumento de la esperanza de vida de la población y al mayor envejecimiento, según las conclusiones.

Via: El Informador 

Agregar comentario


Security code
Refrescar

Nuestras Sucursales

  • 1