El alcoholismo afecta a la persona, a su familia y a su entorno laboral

El alcoholismo es una enfermedad caracterizada porque el individuo ingiere alcohol y ya no puede dejarlo. El alcohólico puede tener otras alteraciones en su salud mental como depresión, ansiedad o enmascarada en esquizofrenia. 

El alcoholismo produce cambios en la persona que afectan no sólo su aspecto personal, sino también sus relaciones en el trabajo y con el medio en que realiza sus actividades cotidianas.

.

 

El alcoholismo no es un problema individual sino del conjunto social y afecta a la familia. Este problema puede iniciarse por:

- El entorno familiar: donde se da de probar licor al niño.

- Cuando tiene el ejemplo en casa de padres o familiares bebedores.

- Cuando se tiene una predisposición genética a la enfermedad.

 

Características del alcohólico:

- Organiza sus actividades en función al alcohol, busca oportunidad para tomar.

- Pérdida de control por beber y al beber.

- No necesariamente bebe a diario y lo hace solo el fin de semana.

 

Síntomas:

- Negación a tener problema con el alcohol

- Pérdida de control frente al alcohol

- Invertir mucho tiempo en pensar cómo consumir alcohol y cómo recuperarse luego de los efectos del licor, es decir preocupación.

 

El alcohólico pone en riesgo la vida de las personas con su comportamiento alterado y violento por ello necesita inmediato apoyo especializado.

 

Cuando el paciente se niega a reconocer su problema, la familia lo debe poner en evidencia y hacerle notar lo grave o mal que está para que acepte su enfermedad y reciba ayuda.

 

La aceptación del problema por el propio paciente pero también de la familia es vital para iniciar el tratamiento y su recuperación. La prevención en los más jóvenes es de suma importancia.

 

Fuente: http://goo.gl/VfzPFX

Agregar comentario


Security code
Refrescar

Nuestras Sucursales

  • 1