¡El cigarro no te merece, la felicidad sí!

¿Qué necesitamos que nos pase para darnos cuenta que cualquier adicción nos consume lenta pero latentemente? Estamos en una época donde poco o nada hacemos por detenernos a reflexionar en lo que las sustancias nocivas pueden ocasionarnos a corto, mediano o largo plazo.


El alcoholismo, la fármaco-dependencia y el tabaquismo se apoderan de las vidas de quienes las padecen hasta el grado de volverse el centro que las rige. No debemos a esperar una llamada de acción que cimbra nuestro ser, y lejos de ayudarnos a salir adelante, nos pueda hundir más.


En concreto, el consumo del tabaco se ha incrementado en los últimos meses de manera alarmante y desenfrenada. La mejor manera de hacerle frente a una adicción es una fuerza de voluntad constante, acompañada de algunas técnicas que sirvan como alternativa para ayudarte:

.

¿Cómo puedo ser feliz?

Durante el ir y venir de los días, la vida se torna cada vez más cotidiana y es precisamente por esto que podemos perder la noción acerca de si somos realmente felices o no. ¿Qué es ser feliz? Para algunos es una meta, para otros tantos una obligación inherente a todo ser vivo, ya que es un estado intangible que obedece a la conciencia.


En el caso de los seres humanos, nos resulta complicado definir con exactitud cuándo somos felices, ya que indudablemente, la felicidad es el resultado de adoptar una nueva actitud, una perspectiva que nos permite visualizar de manera más amena y agradable la vida. Partiendo de una idea básica: todos podemos ser felices. Existen casos donde personas con todos los elementos en su contra, han sabido detectar de manera introspectiva aquello que les causa felicidad y lo conservan consigo. 

.

¿Eres víctima del pesimismo?

Sabemos que el estilo de vida que llevamos actualmente tiende a favorecer situaciones que nos provocan pensamientos extremistas. Si bien es cierto que ante todo debemos tener precaución, existe una actitud constante en que los individuos que acumulan un alto grado de estrés demuestran una fuerte precipitación hacia la generación de pensamientos negativos, rayando en el pesimismo.


El pesimismo como tal, define una actitud predispuesta a juzgar cosas, personas o situaciones desde su aspecto más negativo y desfavorable oponiéndose directa y totalmente al positivismo. Desde este concepto, es común que alguien pesimista encuentre como un conflicto interno muy severo al toparse con problemas o adversidades.

.

Entendiendo a la ansiedad.

En más de alguna ocasión hemos sentido que al estar frente a una multitud nos ponemos tensos, o que nos gana ese sentimiento causante de nervios y que nos imposibilita formular una frase completa siquiera de la manera correcta. Incluso, caminar en un callejón en total soledad puede llegar a provocar en ciertas personas la sensación de sentirse perseguido, aun cuando no haya nadie más alrededor.


Lo que se experimenta de manera física de manera general comprende desde la boca seca, la sudoración, los temblores hasta la taquicardia. Por el lado cognitivo, la persona comienza a tener una serie de ideas o pensamientos amenazantes, atacándose o dirigiendo insultos hacia sí misma.

.

Nuestras Sucursales

  • 1